SERENDIPITY

Qué bonito, qué dificil de pronunciar, qué original. Pero ¿qué significa realmente? En español se dice Serendipia pero proviene del inglés Serendipity que deriva a su vez del vocablo árabe Serendib, un nombre persa, del país de Las mil y una noches. ¡Mágico! ¿verdad? Es la magia de la casualidad. Porque de casualidades, de fortuna, de azar, está llena la historia personal de todos nosotros.

CONTACTO

Nicasio Gallego, 17 2ºB
28010 – Madrid
info@serendipityspain.com

10 consejos para mantener tus velas perfectas

El mecanismo de una vela parece sencillo ¿verdad? Enciendes la vela y disfrutas de ella. Pero no, hay normas, tiempos y una serie de cuidados básicos que alargarán su vida útil.

Si el vaso se ennegrece enseguida, la mecha está torcida o te duran poco, aquí te dejamos 10 recomendaciones para alargar la vida de tus velas y que puedas disfrutar de ellas más tiempo.

Consejos

  1. La primera vez que utilices la vela, déjala encendida varias horas. Lo más recomendable es esperar a que la capa superior de la cera esté completamente líquida. De este modo se evita que se formen agujeros alrededor de la mecha.
  2. Utiliza la vela por primera vez como muy tarde dos meses después de adquirirla para que no pierda las propiedades, sobre todo del olor.
  3. Se recomienda congelar la vela un par de horas antes del primer uso, de esta forma la cera se quema de manera más lenta.
  4. Enciende la vela en periodos largos. Si no puedes encenderla un mínimo de 30 minutos es mejor que no prendas la mecha, hacerlo en periodos de 10 minutos ocasiona que se creen surcos y se consuma de manera irregular.
  5. Corta la mecha regularmente. No es necesario que lo hagas con cada uso pero si de manera frecuente para evitar que ahúme o se recaliente el cristal de la vela. La longitud ideal de la mecha es entre 3 y 5 mm.
  6. Coloca la vela sobre una base antes de posarla sobre una superficie de cristal, madera o mármol.
  7. Asegúrate de que la vela una vez esté encendida no esté situada cerca de una corriente de aire, o próxima a algún tejido que pueda arder.
  8. Si la vela está encendida o recién apagada no la muevas, ya que la cera líquida puede derramarse.
  9. Utiliza un apagavelas o una tapa para quitarle el oxígeno a la hora de apagarla. Si lo haces soplando se producirá un humo negro desagradable y si la mecha es de algodón es probable que se cree una “palomita” en la punta.
  10. Una vez apagada asegúrate de dejar la mecha recta y centrada. Si este proceso lo haces en caliente evitarás que se parta. Así la vela se consumirá de manera regular sin crearse formas rara.

Si sigues estos sencillos consejos tus velas se mantendrán perfectas durante más tiempo y el aroma a azahar de las velas de Serendipity impregnará tu casa muchos más días.

No Comments

Post a Comment